Animales

A puñetazos con un tiburón

Hace pocos días hemos hablado de un estudio muy interesante sobre el ataque de tiburones. En el se marcaba que los surfistas son la población más susceptible a recibir este tipo de ataques, que numéricamente no son tantos ni en la realidad tan serios. Claro que en algunas zonas, por el tipo de escualos que habitan, las cosas no son tan simples.

Y eso es lo que ocurre en Australia, donde los ataques de tiburones blancos pueden llegar a ser muy graves. Ahí ocurrió este caso, donde un surfista, se vió de golpe arrojado de su tabla por un gran tiburón blanco.

En el primer embate resultó mordido en una pierna, pero cuando el escualo regresó a completar el mismo, el surfista recordó la recomendación de defenderse a puñetazos. Y sorprendentemente, logró disuadir al tiburón y alcanzar la orilla, donde fue asistido.
Los hechos ocurrieron en Albany, al sur de Perth, Australia, y el surfista se repone favorablemente.

Imagen: casapia.com