Adopción

Adaptación de un perro que ha sido maltratado

Adaptación de un perro que ha sido maltratado

Si bien el solo pensar en traer a casa un perro que ha sido maltratado nos da miedo, mi pregunta es ¿porque no puedes cambiar la vida de un perro si tienes el tiempo y el amor necesario? Pocas cosas hay más gratificantes que vivir la recuperación de un perro que lo ha pasado muy mal en la vida. Lo digo con conocimiento de causa, ya que mi perro es uno de esos perros. Luego da varias semanas en casa, la primera vez que inició el mismo un juego, fue de las mejores cosas que me han ocurrido. De un gruñón y esquivo cachorro a un perro que juega, ha sido necesario tener mucha paciencia y mucho cariño.

Palabras claves

Hay que tener paciencia y dejar que las iniciativas de acercamiento siempre sean del perro. Nos agachamos  pero mantenemos una distancia  y lo llamamos. Ofrecer un chuche siempre es una opción, pero respetemos las distancias que el perro necesita para poder confiar. Todo es de a muy poco.

Con el paso del tiempo veremos los avances, pero cada tanto un gesto de miedo será algo que va a ocurrir. Con mi perro eso le pasa cuando ve una escoba, sobretodo si está algo levantada. No hay que caer en el error de al verlo atemorizado abrazarlo, que es lo primero que nos sale del alma. Eso reforzaría su miedo. Hay que mostrarse calmo y ayudarlo a confiar, muchas veces siendo un poco indiferentes a esos gestos y premiando cuando no los hace.

La otra clave: dejarse asesorar por los expertos del refugio. Nadie nace sabiendo, siempre hay mucho por aprender.