Adopción

Adopción, la mascota ideal para la familia

different animals with giftbox and flower together

No vamos a cansarnos de repetir que el éxito de una adopción es tener las cosas muy claras previamente. Si las personas pensaran muy bien que es lo que realmente quieren y que es lo que pueden hacer, no habrían tantas mascotas abandonadas como las hay. Nuestro país tiene cifras realmente inaceptables y debemos trabajar para combatir ese problema. Las prevención, por supuesto, es la base de la solución.

Asesoramiento y entrenamiento

Muchas veces ocurre que los niños quieren una mascota en adopción y la piden con insistencia. El tema no se piensa ni conversa a fondo, más o menos todos se comprometen (pero no mucho) a colaborar  y el perro llega a casa. Pero no es como parecía. El cachorro ha masticado el sofá, ha roto los zapatos de papá y ladra sin parar. No termina de aprender donde hacer las necesidades  y la alfombra da cuenta del problema. Nadie lo educa porque nadie tiene idea como hacerlo. El final es mucha frustración y algunas veces, abandono. Todos con la adopción, lo han pasado mal y el perro peor.

La mascota adecuada

Una vez que se tiene claro que mascota se quiere en adopción, de cuando tiempo se dispone  y si se puede mantener, hay que aprender todo sobre el tema. Educar bien desde el principio un perro lo tornará un animal equilibrado. La relación de todo el grupo será positiva, pero hay que saber como hacerlo. No es complicado pero hay que asesorarse.

Cuando no hay mucho tiempo para dedicar, buscar una mascota menos dependiente, como lo es un gato, puede ser lo ideal. En caso de personas ancianas, es una mascota muy recomendable, ya que no es fácil de cuidar, no tiene problemas si el dueño debe ausentarse por unos días (siempre que alguien venga a alimentarlo y mantener su bandeja limpia). Claro que si es necesario desplazarse por más tiempo y distancia, también se puede viajar con gato en avión u otros medios.