Adopción

Cuándo adoptar un perro adulto

Hasta hace no  demasiados años, cuando pensábamos traer un perro a casa siempre se pensaba en un cachorro. Por suerte las cosas vienen cambiando aunque no al ritmo que más nos gustaría, de modo que hoy día es más común adoptar un perro adulto que lo que era antes. Adoptar un cachorro puede ser muy divertido con los niños, pero tenemos que tener en cuenta que dan mucho, pero mucho trabajo y que mientras los educamos, rompen bastantes cosas.

Elegir la mascota adecuada

Adoptar un perro adulto tiene la ventaja que en el refugio ya han estudiado su carácter, ya sabemos como reacciona y que cosas le gustan. Si somos muy tranquilos un perro calmado es ideal, o por lo contrario, si lo nuestro es salir a correr, optar por un perro bien dinámico y deportista es ideal.

Desde mi punto de vista es ideal un perro adulto cuando en la casa hay personas de mucha edad  y un cachorro puede ser una amenaza porque corren y saltan por todos lados, lo que puede producir algún accidente doméstico.

Si no tenemos experiencia con perros y estamos pensando en uno con determinadas cualidades, adoptar un adulto nos acerca a esa idea. Por supuesto que es muy importante ir a un refugio que trabaje con seriedad y luego nos apoye en un seguimiento posterior para evitar problemas o solucionar los que surjan.

Cuidados con la integración

Otro motivo de adoptar un perro adulto es cuando ya tenemos un perro en casa que es muy sociable, pero que tiene sus años  y por lo tanto, no muchas ganas de soportar un cachorro que lo moleste con sus juegos todo el tiempo