Adopción

Adoptar o no un perro de raza peligrosa

Adoptar o no un perro de raza peligrosa

Cuando decimos que un perro pertenece a una raza considerada peligrosa, no estamos diciendo que ese perro en particular es peligroso, pero si que por su porte tiene un potencial de serlo. Tal vez un chihuahua tenga un carácter mucho más agresivo, pero su potencial es muy leve. El punto es que muchas veces hay en los refugios perros de estas razas y no es fácil que se los adopte.

Conocer muy bien el animal

En primer lugar, si el refugio es bueno y el trabajo es responsable, nos van a saber decir sin duda alguna como es el carácter del perro. Puede ser un animal sumamente dócil y cariñoso, pese a su porte. Es clave tener claro si se ha estudiado o no el comportamiento y con que seriedad se ha hecho.

La experiencia anterior

En caso de que la respuesta sea positiva, no debemos descartar este perro solo por la raza. Si somos personas con experiencia en perros de buen tamaño, si tenemos muy claro como se establecen las jerarquías en nuestro grupo familiar, donde el perro ocupa el lugar menos jerárquico, estamos en condiciones de llevarnos este perro.

Claro que tenemos que tener además, la condición económica como para poder sostener un perro que come mucho, que necesita atención veterinaria y que necesita tiempo y compañía. Esto es importante en todos los casos, pero con un perro de esta clase, las necesidades de espacio y ejercicio son aún mayores.

Si de verdad estamos capacitados, es una excelente idea llevarlos a casa ya que en general no los elige nadie.