Adopción

Adoptar un gato

Tener un gato es toda una experiencia que requiere de cierta información previa, como casi todo nuevo emprendimiento que hacemos. Es muy importante saber como tenemos que cuidarlo, que cosas tenemos que tener en casa antes que llegue el nuevo miembro de la familia  y sobretodo, saber como son las costumbres de un gato. Si a eso le sumamos que tal vez estemos adoptando un animal adulto que ya tiene muy formada su personalidad, es clave saber que esperar.

La preparación del hogar no es muy complicada. Un lugar seguro para dormir (de preferencia con cierta altura), la bandeja sanitaria colocada a distancia del sitio en que comerá, recipiente para comida y otro para agua, un lugar para rascar como su naturaleza le indica y tal vez algunos juguetes. Eso es todo lo que hay que preparar físicamente.

En cuanto a la conducta debemos saber que no son animales sociables como los perros. El gato nos busca para jugar cuando quiere y si quiere. Lo mismo para compartir cariño, es algo que el decide cuando y como. El problema es que si no sabemos esto o estamos muy ansiosos lograremos un rechazo importante del minino. La clave es tener mucha paciencia. No debemos iniciar el contacto, debemos esperar que el mismo sea el que tome la iniciativa. Si el gato es adulto esto le puede llevar más tiempo, sobretodo si ha tenido malas experiencias.

La confianza que el gato necesita es variable de un individuo a otro. Tenemos que estar aptos para el contacto cuando el gato lo decide. Claro que tampoco es que tendremos un pequeño tirano en casa, solamente es que necesita tiempo.