Adopción

Adoptar una mascota con discapacidad no evolutiva

American Curl kitten (3 months old),

Ya hemos comentado algunas veces lo satisfactorio que puede ser adoptar una mascota con una discapacidad. Claro que el objetivo es que esa mascota tenga la mejor calidad de vida posible y tal vez no estemos en condiciones de cubrir esas necesidades. Tal vez tenemos todo el tiempo del mundo, el cariño y la voluntad, pero no el dinero que eso implica. Hay discapacidades que requieren de tratamientos especiales permanentes, como hemos visto en como cuidar un perro epiléptico (medicación y visitas al veterinario mucho más frecuentes que en otros casos), pero otras no.

Discapacidad que no avanza

Una discapacidad no evolutiva es esa discapacidad que ya se ha establecido, pero no va a evolucionar más lejos de eso y no requiere un tratamiento en si misma. Por ejemplo, es el caso de un perro que ha perdido la vista. Ya no ve, hay que adaptarse a esa condición, pero no es que en un mes será diferente o que lleva una medicación o tratamiento especial.

Una buen compañía

Esas personas que mencionamos al principio, quienes tienen tiempo, cariño y mucha voluntad, son quienes son candidatos ideales para adoptar una mascota de este tipo. Un perro o un gato sordo, una vez que comprendemos la forma de comunicarnos con ellos, no conllevan un gasto mayor que cualquier otro  y estamos marcando la diferencia. No hay muchas personas que lo hagan, pero tal vez es porque no se lo plantean. Intentemos ver si es nuestro caso, o si tenemos a alguien cercano que reúne las condiciones y está pensando en adoptar.