Animales

La agresividad de los cocker

La agresividad de los cocker

El primer perro que hemos tenido en familia, ha sido un cocker. No entiendo como hemos tenido más perro luego de él, ya que era un animal extremadamente agresivo, al que hemos querido y cuidado como si fuera un ángel. Cuando murió, a los 16 años, seguía tan malo como toda la vida. Siempre pensé que se debía a problemas de crianza, que mis padres no habían hecho las cosas bien, pero un estudio demuestra que tal vez no sea así.

Un estudio autorizado

Si bien se calcula que solo el 3,5 % de los perros de raza en España son cocker, en la Clínica de Etología del Hospital Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona, el 15 % de las consultas por agresividad son perros de esta raza.

Los motivos de esa agresividad eran hasta ahora, desconocidos. La jefa del departamento de etología ha dirigido una investigación que ha resuelto el misterio. Los niveles de serotonina de los perros cocker agresivos, son significativamente inferiores a los de los perros normales. De hecho se encuentran en un tercio del valor normal.

Control del comportamiento

La serotonina es un neurotransmisor que influye claramente en el comportamiento. En humanos, los bajos niveles producen depresión, ataques de pánico y conductas obsesivas y se trata con medicamentos como el Prozac. El tratamiento en perros sería efectivo, siempre y cuando el motivo de esa agresividad sea la serotonina (no es en todos los casos, aunque si en la mayoría).

Pues me entero tarde, pero comprendo que mi perro era así de agresivo por su serotonina y no por la mala educación.