AnimalesSalud

Alergia a los gatos

fotos-gatos1

Muchas personas sufren de “alergia a los gatos”. Pero la alergia no es al animal. Sino a la proteína Felis domesticus 1 que se encuentra en el orín, saliva y sudor y la leche de los gatos y la leche que produce las gatas.

Las personas que sufren esta alergia tienen urticarias, salpullido, congestión nasal y ojos llorosos cuando tienen una de estas mascotas cerca.

Una manera de convivir con esta alergia y un gato, es adquiriendo una gata, ya que estudios demostraron que una hembra libera menos proteína Felis domesticus 1.
Luego de tocar al gato es conveniente lavarnos las manos, y no tocarnos los ojos o nariz, ya que son zonas sensibles.

Esta proteína se puede acumular en alfombras, tapizados o cortinas así que deberíamos deshacernos de ellas o mantener a la mascota alejada de estas telas.

Algunas personas se someten a inyecciones que despiertan el sistema inmunológico y en algunos casos elimina esta alergia del organismo. Otras personas, al convivir con un gato se han hecho inmunes a su propia mascota, pero no al gato de otras personas.