Alimentacion

Alimentación de los gatitos sin madre

Alimentación de los gatitos sin madre

Lamentablemente en nuestro país se abandonan muchas mascotas. En el caso de los gatitos, no es para nada extraño que pasen a vivir en las calles, ya que de un modo u otro (más mal que bien) se las arreglan. Los que sobreviven a la horrible experiencia, se adaptan y forman verdaderos grupos. Esas gatas no están esterilizadas y suelen tener crías todos los veranos. Cuando lo gata muere o simplemente abandona sus cachorros, estos quedan en un total desamparo. También puede ocurrir que una gata que tiene su hogar, muera poco después de haber parido, de modo que quedan los gatitos por cuidar.

Veamos algunas pautas

Si hemos encontrado los gatitos en la calle el primer paso es llevarlo al veterinario, obviamente, ya que puede estar enfermo. Casi con seguridad, por ejemplo, tendrá parásitos. Es muy importante tenerlo muy bien vigilado las 24 horas, en un lugar tranquilo a temperatura agradable.

Una alimentación adecuada

La única forma de asegurarse una buena alimentación es comprando la leche para gatitos maternizada. Puede venir en polvo o lista para usar, en general, ya con biberón. La frecuencia de tomas y la cantidad de leche irá variando con el correr de los días. La mejor forma de controlar si las cosas van bien, es con un pesaje diario que nos demuestre el progreso ponderal.

Los gatitos normales se alimentan de su madre durante un mes y medio en forma exclusiva, pero pueden comenzar a probar del pienso con el que se alimenta la gata desde la tercera o cuarta semana. Eso haremos con el gatito huérfano, darle un poco (muy poco) pienso para cachorros desde ese momento, para que comience a alimentarse de ese modo en forma gradual. Hay que recordar en ese caso tener siempre bastante agua a disposición del gatito, ya que el pienso hará que aumente sus necesidades.

Recordemos que la lactancia es el alimento más importante para los más similar posible cuando la madre no está.