Alimentacion

La amargura de los gatos

Bueno, no solo de los gatos sino de casi todos los felinos. Según se ha publicado en “Public Library of Science Genetics” los felinos no perciben los sabores dulces. En sus papilas gustativas no hay ninguna operativa, por decirlo de algún modo, capaz de detectar el sabor dulce. Es una mutación que se habría producido hace miles de años  y según se postula debido a que estos felinos son carnívoros absolutos. Tener receptores para sabores que no existen en la dieta no tiene sentido, por lo que se han ido perdiendo. Otros postulan que es exactamente lo contrario, que no comen dulces porque no los detectan, pero no parece tan razonable como lo anterior.

Simple observación

Este dato es algo que quienes tenemos gatos podíamos sospechar al observar bien la conducta de los mismos. Es bastante simple saber que cosas los tientan aunque hay algunos gatos en particular que con tal de comer, se comen un cojín, como es el caso de mi gato y su hambre insaciable. Os aclaro que no es aburrimiento porque activo es y mucho, pero la comida le gusta más que nada en la vida.

Alimentos dulces si o no

Sin embargo varios de vosotros me diréis que el gato de casa muere y mata por algunas golosinas que comemos nosotros, pero si prestamos atención no se trata de alimentos que son dulces sino que además de ser dulces tienen mucha grasa, algo que no solo detectan sino que les interesa mucho en su dieta.

Pues mi gato solo percibe lo amargo como todo gato, pero disfruta igualmente.