Alimentacion

Alimentación del perro diabético

Alimentación del perro diabético

Puede ser que nuestro perro, luego de  mostrar algunos cambios inexplicables en su conducta, resulte ser diabético. El veterinario será quien nos confirme o descarte la noticia, pero desde ya que es una situación que son cuidados adecuados, podemos controlar. Lo que hay que tener muy claro es que muchas cosas van a cambiar.

Visitar al veterinario

Estas visitas,  serán mucho más frecuentes, por lo que estaremos muy contentos por haber hecho las cosas de modo de perder el miedo al veterinario. No será un motivo de estrés para nuestro perro.

La diabetes se caracteriza por una suba de los niveles de glucosa en sangre. En general se debe a que la glucosa no puede entrar a las células porque no hay suficiente cantidad de insulina (es una hormona que actúa como la llave de la puerta de la célula para la glucosa) o por otras causas menos frecuentes, como resistencia a la insulina.

Una alimentación adecuada

El punto es que debemos prestar atención a la alimentación. Los piensos comunes no son buena idea. Una alimentación rica en fibra es ideal, ya que limita la absorción de los hidratos de carbono que producirán subas importantes de la glucosa. La avena es un ejemplo de fibra. El problema si exageramos con la fibra es que aumenta las flatulencias, algo bastante desagradable.

Debemos evitar todos los chuches, especialmente todo lo dulce. El veterinario nos va a dar pautas concretas para la situación concreta de nuestro perro, que siempre es especial e individual. Sin embargo, básicamente, no más dulces, no piensos comunes y un gran aporte en  fibra.