Animales

Alteraciones en el sueño de los gatos

Alteraciones en el sueño de los gatos

Una de las primeras cosas que les llama la atención a quienes debutan en esto de incorporar un gato a su familia, es cuanto duermen los gatos. Hay quienes piensan que su gato no es normal ya que pasa el día entero durmiendo. De hecho, las dos terceras partes de la vida del gato pasan mientras el gato duerme. Esto es sano y así debe ser. El problema es que a veces se altera ese ciclo.

Cuando un gato está bajo estrés

Seguramente hay una gata  en celo próxima (o no tanto, su olfato para eso es impresionante) o está enfermo, puede llegar a dormir mucho menos. Como hemos visto, es clave que el veterinario descarte una enfermedad para quedarnos tranquilos y debemos también vigilar detenidamente que cosa pueda ser que lo estrese.

Juegos y comida

Pero el gato normal puede dormir la cantidad normal, pero justo cuando nos viene mal. Cuando nosotros dormimos, puede ser que el minino de la casa se encuentre más activo que nunca, lo que motivará grandes problemas, sobretodo para nosotros. Si bien hay que asumir que los gatos son más bien noctámbulos, debemos generar situaciones que hagan que nosotros y el gato estemos durmiendo a la vez.

Para eso jugar al finalizar la tarde con el puede ser que lo canse un poco. Al llegar la noche estará mucho más cansado y con ganas de dormir. Luego de todos esos juegos es ideal dejar pasar un tiempo breve y alimentarlo. Más que eso no podemos hacer: cansarlo con juegos y colmar sus ganas de comer. Sin con todo eso molesta de noche, consultar con un especialista en conducta animal.