Animales

La hibernación

Hay algunos animales que viven en zonas en las cuales durante el invierno las temperaturas son extremadamente bajas. Todas esas especies han desarrollado mecanismo de adaptación a esas temperaturas tan bajas. Existen varios mecanismos, pero tal vez el que más nos resulta llamativo es la hibernación.

Los animales que hibernan, durante ese período de temperaturas extremadamente bajas descienden su actividad al mínimo. Entran en un sueño muy similar al coma y el metabolismo es asombrosamente bajo. Los latidos cardíacos y frecuencia respiratoria son mucho más lentos que lo normal. Durante la hibernación el consumo calórico, por lo tanto es mínimo, y el animal va consumiendo lentamente sus reservas. La hibernación puede durar desde unos días a unos meses.

Hibernadores sociales

Si bien la hibernación en animales adultos  suele ser en solitario, en algunas especies se hace en grupo, lo que se llama hibernadores sociales. Es el caso de las marmotas. Grupos que pueden llegar hasta los 20 individuos  que se agrupan para entrar en esta especie de sueño. Algo muy curioso es que despiertan todos a la vez, ya que si lo hicieran por separado el individuo que comienza a moverse resentiría el frío que trasmiten los demás animales que se encuentras hibernando, por lo cual tienen una temperatura corporal muy baja. Si se despertaran de a uno, este individuo necesitaría poder subir mucho más su temperatura.

Los hibernadores sociales tienen una mortalidad mucho menor que los hibernadores en solitario.

De todos los mecanismos de adaptación que vemos en la naturaleza, tal vez este sea el más curioso de todos.

Etiquetas: