Animales

Apareamientos mortales

Desde aquí hemos visto varios ejemplos de apareamientos en la naturaleza que son especialmente peligrosos, sobretodo para los machos. La famosa viuda negra es el mejor ejemplo. Como hemos visto, hay machos de arañas que sobreviven, simplemente calculando el peso de la hembra por la tensión de la telaraña. Si la hembra es muy liviana, seguro tiene hambre y el evento será el final. Si la hembra ha comido, el apareamiento puede resultar un evento al que se sobrevive.

Alimentación del murciélago

El caso de hoy es diferente. Un estudio hecho por investigadores del Instituto de Ornitología Max Planck en Alemania revela una curiosa característica de los murciélagos. Como todos sabemos, estos animales se orientan y se mueven gracias a un sentido muy desarrollado de eco localización. El funcionamiento es muy simple  y se ha usado para desarrollar el radar. El animal emite un sonido, que rebota diferente con el objeto que golpea. Eso le da idea de tamaño, distancia, etc.

Eco radar del murciélago

Cuando los murciélagos están activos, durante la noche, las moscas se mueven muy poco, por lo que no son percibidas fácilmente por el eco localizador, para explicarlo de un modo simple. El punto es que cuando las moscas se aparean, mueven las alas a gran velocidad, algo que los murciélagos captan con total facilidad.

En el estudio han demostrado que el 26 % de las parejas de moscas que se aparean cerca de los murciélagos, no sobreviven al acto. Moscas colocadas como si se aparearan pero inmóviles y otras con el sonido de las alas, han dejado claro que es ese sonido y movimiento el que las delata.