Animales

Ballenas, delfines y el ruido en el mar

oceanview two playful dolphins leaping from sea

Los mamíferos acuáticos son animales maravillosos, provisto de muy sofisticados sistemas que les permiten cazar, alimentarse y tener su vida social (tanto los delfines como las ballenas son animales gregarios) de una forma bien simple. Uno de esos sistemas es la ecolocalización. El animal emite un sonido, que rebota al verse interrumpido en su trasmisión por un objeto o conjunto de objetos (por ejemplo, un banco de peces, otras ballenas) y esa información se procesa de modo que se localiza sin problemas el lugar de esos objetos, por decirlo de un modo simple.

Los investigadores del Departamento de Zoología de la Universidad de Hawai y de la Academia Rusa de Ciencias han hecho un interesante experimento en ese sentido. La pregunta era si las ballenas o los delfines podían, de alguna forma “taparse los oídos” cuando hay mucho ruido, cosa que puede molestarlos.

Pues obviamente que “taparse los oídos” es solo una expresión que significa si pueden regular el sonido que reciben. La sorprendente respuesta es que si pueden hacerlo. Cuando la contaminación sonora es muy importante (muchas veces generada por ellos mismos) pueden ajustar su oído de modo de tolerar mejor esa molestia, tal cual han demostrado.

Hay un grupo de personas intentando usar esto para advertir de peligros a esos animales. La verdad es que me parece nada simple y hasta poco realista, pero tal vez consigan algo realmente importante. Cualquier cosa que se pueda hacer para evitar las matanzas de estos animales es bienvenida, por supuesto.

  • Pingback: Se acabaron las bodas tradicionales | Blog Bodas