Belleza y Moda

¿Es recomendable bañar a nuestros gatos?

bañar al gato

Bañar al gato. Una frase así puede hacer que nos den escalofríos. ¿Realmente es necesario arriesgar nuestra integridad a algo así? Hay opiniones para todos los gustos.

Algunos veterinarios y expertos en mascotas desaconsejan el bañar a los gatos. No sólo por la proverbial higiene que tienen (les encanta lavarse prácticamente a todas horas; una de las señales de un gato sano es precisamente que mantiene su lavado personal cada día invariable y lo realiza con frecuencia), sino a que los elementos químicos que contiene un champú pueden eliminar la cobertura natural de su pelaje. Puede ser peor, como dice el refrán, el remedio que la enfermedad.

Pero no cabe duda de que algunas circunstancias particulares nos obligan a lavar a estas mascotas igual que a tantas otras: el ejemplo más claro es si salen a la calle y vuelven sucias. Si cogen pulgas u otros parásitos, el baño será algo obligado, como paso previo a algún otro tratamiento para erradicarlas (ya hemos comentado en otro post que es preferible evitar que se las traguen al lavarse, por lo que hay que actuar pronto en este caso).

Algunos consejos para la “batalla”

Sí, bañar a estas mascotas puede ser poco menos que una batalla campal. Realmente cada gato será impredecible en este sentido, por lo que no podemos dar consejos universales que nos vayan a valer para todos. Eso sí, la tranquilidad y la paciencia serán imprescindibles. Mejor evitar que haya gente alrededor que puedan estresarle. Por otro lado, es recomendable que utilicemos guantes y que lo bañemos en un recipiente que esté a nuestra altura para tenerlo bien controlado. Si no tenemos un barreño o una bañera pequeña adecuada, tal vez un fregadero o un bidet puedan ser adecuados (con cuidado de no poner en riesgo nuestra propia higiene, claro está).

Si el hecho de mojarlo por completo pone nervioso a nuestro gato, podemos recurrir a una toalla empapada y con el champú bien diluido en agua. Tanto en un caso como en otro, en cuanto termine el baño debemos secarlo a conciencia. Al igual que sucede con los perros, no hacer esto puede ser causa de resfriados que terminen agravándose.