Animales

Camas térmicas para gatos

Sleepy Tabby on Red Cat Bed

Ahora que estamos ya empezando a comprar regalos para Reyes, ¿por qué no pensar en algo para nuestras mascotas? ¿Y qué puede hacer más feliz a un gato que algo que le proporcione calorcito constante?

Los gatos son especialistas en encontrar los mejores lugares para resguardarse del frío, especialmente en esta época. Muchas veces, el sitio idóneo es nuestro regazo… y vamos a reconocerlo, nos produce mucho remordimiento tener que levantarnos y privarles de tan feliz momento (y a nosotros de sus ronroneos). Así que proveerles de una cama térmica no sólo puede ser maravilloso para ellos; también nos permitirá a nosotros movernos de la silla, que no es mala cosa.

Crater Dot, una cama con calentador

En Amazon y tiendas especializadas para mascotas podemos encontrar la cama Crater Dot. De forma circular, posee un compartimento en el que introducimos un calentador eléctrico que no entraña riesgo alguno para nuestras mascotas. Sólo hemos de enchufarlo, et voilá! En pocos minutos, nuestro felino se encontrará con que ha aparecido un rincón mucho más agradable y cálido, del que probablemente sea difícil despegarle a partir de ahora. Podemos comprar Crater Dot en varios colores: verde, azul y rosa. Si queréis ver cómo funciona, aquí abajo tenéis el vídeo de presentación.

 Snuggle Safe Pet Bed, microondas y listo

Otra posibilidad de cama térmica para mascotas, más económica y sencilla que la anterior, pero que sin duda hará las delicias de nuestros gatos de igual manera. Snuggle Safe Pet Bed es similar a esas almohadas o calcetines térmicos que podemos encontrar en muchas tiendas “para humanos”: todo lo que debemos hacer es introducirla en el microondas el tiempo necesario y conservará el calor hasta diez horas. Del mismo modo que la anterior, es completamente segura, sin ningún elemento tóxico, y además se puede colocar bajo la cama donde duerma habitualmente nuestro gato.

  • MiMiga

    En casa usamos desde hace años un termocalentador de metal que se enchufa sólo 3 minutos a la corriente y después da unas 3 horas de calor con la ventaja de no llevar cables ni estar conectado a electricidad y ser resistente a uñas y dientes…