Adiestramiento

Cinco errores a la hora de adiestrar a nuestro perro

Dog and trainer

Adiestrar a nuestras mascotas está al alcance de cualquiera, ya que no hablamos únicamente de enseñarle órdenes complicadas sino también de buen comportamiento. Eso sí, hay algunos errores comunes muy fáciles de evitar ante los que debemos estar prevenidos.

La lista la ha publicado el sitio web Cracked, especializado en humor, pero también en consejos para la vida diaria. Éste en cuestión procede de Mischa Oldman, adiestrador profesional. Como podremos ver, se trata de una serie de aspectos en los que cualquier dueño de mascotas puede reparar con sólo pensar un poco… pero que a veces, por la fuerza de la costumbre, se pasan por alto.

  •  Castigar al perro implica confusión. Para adiestrar a una mascota, sea cual sea, es necesario seguir un método uniforme, y el castigo no suele ser el más adecuado. Pero lo que no debemos hacer es mezclar castigo y recompensa aleatoriamente; esto sólo provocará que nuestro amigo no sepa a qué atenerse con nosotros, nos dice Oldman. Igual que seguimos un método para cualquier actividad en nuestra vida diaria, debemos hacerlo con el adiestramiento de animales.

 

  • Podemos adiestrar sin hablar. “Charlar” con ellos es algo que tenemos asumido (a todos nos gusta hablar con nuestras mascotas), y seguramente nos salga solo, pero el mejor consejo es tratar de guiar durante el adiestramiento con nuestros gestos, minimizando las palabras que puedan, aunque sea de manera involuntaria, trasladar información contradictoria al animal.

 

  • No nos obsesionemos con la comida. Nos venden que cada tipo de perro necesita un pienso específico en función de su edad, sus necesidades, su actividad… Oldman, en cambio, defiende que no debemos pensar en la alimentación de nuestras mascotas como en la nuestra propia, y no hemos de calcular exhaustivamente las cantidades de nutrientes esenciales que reciben, como hacemos con lo que consideramos básico en nuestra dieta.

 

  • No debemos abusar de la correa. El hecho de tirar de la correa mientras caminamos para enseñarle a andar a nuestro lado, por ejemplo, la mayor parte de las veces sólo servirá para transmitir un mensaje negativo: que pasear puede ser molesto y doloroso. En lugar de esto, debemos mostrarle firmeza (somos los amos, ¡siempre vamos a llevar la batuta!), y si es posible mantenerlo a raya con órdenes, no con tirones.

 

  • Paciencia. La regla de oro para cualquier cosa que suponga tratar con animales, al fin y al cabo. Adiestrar a nuestras mascotas no es algo que se consiga en un día, ni siquiera en dos… Debemos mentalizarnos de repetir las cosas una y otra vez, y por supuesto alegrarnos con cada pequeño paso que demos en la dirección correcta.
  • manuela

    Veo que hay mucha escritura pero no dice nada lo mejor es ir a un profesional del tema y sacaremos mas en claro que esto . Es mi opinión