Animales

Combatiendo el mal olor del perro

Hay perros que realmente huelen muy mal  y los dueños no lo perciben tanto. Cuando una persona extraña entra en la casa, sin problemas detecta un fuerte olor a perro. No siempre ocurre eso, hay perros que huelen muy mal y otros no. Veamos como hacer para combatir el problema. Como siempre, la prevención es la mejor medida.

Una fuente de mal olor es la boca del perro, por acumulación de sarro y las consiguientes infecciones. Una alimentación adecuada, con un pienso de buena calidad, evita en parte eso. Igualmente el veterinario debe hacer una limpieza de sarro periódica, para complementar la limpieza que hacemos en casa.

Otro punto crítico son las orejas. El problema es que si bien es simple lavarlas, casi todo el mundo lo hace mal. Se debe humedecer con agua un algodón  y luego lo escurrimos muy bien. Limpiamos de esta forma, pero cuidando que no le quede agua en el interior de la oreja. Un consejo: pedirle al veterinario que nos muestre como hacerlo.

Si los cepillamos a diario, como un mimo y sin tirarle del pelo, siempre estaremos retirando pelos muertos y polvo, que al acumularse permiten que se junte mucha más suciedad de la debida. Sui el perro esta mucho dentro de la casa hay que bañarlo cada tanto. El punto es usar el champú adecuado, que en ningún caso es el nuestro. El pH de la piel del perro es totalmente diferente al nuestro  y sus necesidades opuestas. Hay que usar un champú para perro, y dentro de ellos, el adecuado a nuestro perro en especial.