Animales

Cómo actuar frente a una pelea de perros

como-actuar-frente-a-una-pelea-de-perros-i

Lo más importante que podemos hacer, es evitarla. Hay perros que son por naturaleza peleadores (he conocido alguno particularmente inclinado a estas conductas), pero de nosotros depende minimizar esa tendencia. La socialización del perro en etapas tempranas y la estricta obediencia son la clave.

Es importante que el cachorro interactúe con otros perros, de edades diversas. Esto lo logramos en los paseos, dejándolo que se acostumbre a hacerlo. Ante el menor atisbo de una conducta agresiva debemos reprimirla. De ninguna manera quiere decir que hay que pegarle ni agredirlo, ya que eso agravará el problema. Simplemente forma parte de la obediencia que le debemos inculcar, por lo tanto, debe responder con claridad a nuestro llamado.

Aún así, las peleas ocurren, ya que otros perros son agresivos, por más que el nuestro no lo sea. Sin embargo, si la pelea va a comenzar y llamamos a nuestro perro, lo más probable es que no ocurra nada, ya que por instinto, un perro no ataca a otro que huye (el nuestro al venir al llamado). Sin embargo, el otro puede insistir en la agresión, y la situación debe ser controlada por nosotros. En un post siguiente veremos cómo actuar frente a la agresión de un perro.

Si la pelea ha comenzado, mantener la calma. En gran cantidad de casos, la pelea es muy menor y se nota. Unos fuertes ladridos y leves mordisqueos, dan por terminada la disputa. Si es así de leve, no intervenir.

Lamentablemente ocurre, algunas veces, que las cosas pasan a mayores y se pueden lesionar muy gravemente, e incluso uno de los perros puede morir.

Evitar las peleas, es lo más importante. Un perro obediente y dócil, bien socializado, difícilmente se vea en esta situación. Otro aspecto importante es evaluar la seriedad de la pelea. La mayoría de estas disputas son leves, y no es necesario intervenir, ya que se extinguen espontáneamente. Claro que en algunos casos pueden ser sumamente serias, poniendo en peligro la vida de los perros, y nuestra intervención es muy importante.

como-actuar-frente-a-una-pelea-de-perros-iiComo decíamos en el post anterior, mantener la calma también es importante. Es extremadamente difícil hacerlo, pero hay que evitar gritar y generar un clima de mayor nerviosismo que afecta aún más a los perros.

Hay cosas que no debemos hacer nunca. Intentar separarlos tomándolos de los collares es extremadamente peligroso. Los perros mientras se pelean pierden muchas referencias y pueden confundir nuestra mano como parte del otro perro. Lo más probable es que nos muerda, agravando más el problema.

No debemos pegarles bajo ningún concepto. Esto no tiene ningún efecto en la pelea en si misma, y podemos lesionar aun más a los perros belicosos. También hay gente que aconseja tirar agua a ambos canes. Tampoco sirve para nada, además que salir y buscar algo para hacerlo, nos hace perder un tiempo precioso.

Lo que hay que hacer es lo siguiente: dos personas deben intervenir, tomando a cada perro firmemente de las patas traseras, levantándolas del piso levemente, de modo de desequilibrarlos. Manteniendo esta postura se soltarán en unos segundos. Nos parecerán eternos, pero sueltan. Si hay una sola persona para intervenir, debe elegir de cuál perro tomará y levantará las patas. Sin duda, del perro que está ganando la pelea. De otro modo, dejaríamos en una posición extremadamente difícil al can que está perdiendo.

Es sumamente desagradable, lo puedo afirmar por experiencia propia, pero sin duda es la mejor manera de separarlos.

  • Juli

    A mi perro lo agarró otro perero más grande y agresivo, un vecino mío soltó a su perro para sacar a otros perros que solían estar acostados en las veredas.
    Cuando soltó a su perro al primero que agarró fué al mío, después llegó a mi casa todo lastimado y además estaba rengo, le habían lastimado la patita de atrás, durante el tiempo que el perro grande lo atacaba a mi pobre prrito un señor que es amigo de mi papá le empezó a tirar unos piedrazos hasta que logró que se separen y luego le dió agua a mi perrito. Pero ahora estoy bien porque se lo llevaron a otra ciudad, donde recibirá mejores cuidados.