Salud

Cómo adaptar la casa a un perro ciego

blind dog

Hoy día, como los perros viven muchos más años que antes, no es para nada extraño ver un perro que ha quedado ciego. En lo personal me ha ocurrido con un cocker, que vivió ciego los últimos años de su vida. De los 16 años, casi 17, que vivió en nuestra familia fue un perro agresivo del primero al último día. Lo adorábamos, pero era muy malo. Hasta hace un tiempo pensaba que cometimos muchos errores en su educación, pero luego me han explicado que los cocker son los perros con más problemas de este tipo, entre todas las razas. Pues no se como hacía, pero aún ciego, si quería morder, mordía. Genio y figura, hasta la sepultura, como decía mi abuela.

Claro que también es posible que adoptemos un perro ciego. Fuera de ese problema, puede ser un fantástico animal, que solo requiere de algunos cuidados especiales.

El primer punto es mantener un orden claro en la casa

Si estamos moviendo los muebles todo el tiempo, le va a costar orientarse. Quitemos todos los elementos que lo puedan lastimar, como filos y bordes cortantes. Si hay escalera, debe tener una protección muy segura para evitar que caiga. Si hay piscina en el jardín, igual, debe tener una protección muy buena. Así como  debemos tener claro como proteger el bebé en la piscina, lo mismo ocurre con un perro que no ve.

Para la vida diaria, dos cosas claves

Debe tener juguetes con sonido. Todos los perros tienen que jugar, sean o no “normales”. El segundo punto es muy importante y es que el perro debe salir a pasear, obviamente que con collar y correa, a diario, como cualquier otro perro.