Salud

Cómo asear los oídos de la mascota

Cómo asear los oídos de la mascota

La primera aclaración importante antes de comenzar es que vamos a ver como asear los oídos tanto de perros como de gatos. En ambos casos es muy importante una buena higiene no solo por razones estéticas, que tienen importancia pero relativa, sino por razones de salud. Una higiene imperfecta favorece las infecciones. Eso si, no hay que hacerlo en forma obsesiva, ya que eso puede ser igual o peor de malo.

Veamos como proceder

Como siempre, se debe trabajar relajados de modo que la mascota no se estrese. Si lo hemos acostumbrado a asear los oídos, de pequeño y le hablamos con calma, no tiene porque pasar mal. Otro dato es dejar que los niños, sin hacer ruido, presencien el trabajo. Los peques y las mascotas se calman entre si. Examinamos el conducto auditivo de modo de comprobar que no tiene cera acumulada, no hay ácaros y no huele pésimo.

Cuidado de no lastimar a la mascota

Podemos comprar en el mercado productos diseñados para la limpieza, pero es más prudente consultar con el veterinario sobre su calidad antes de usarlo. Si bien hay muchos muy buenos, algunos pueden producir más problemas que las soluciones que pretenden dar. Si vamos a hacerlo en forma casera y sin productos, lo ideal es envolver un dedo en una gasa limpia y de esta forma asear los oídos. En lo personal me parece la mejor forma de hacerlo, ya que cuando se profundiza máas de lo que el dedo permite, es más probable que se pueda lastimar a la mascota.

Si logramos asear los oídos cada 15 días nos aseguramos un buen estado, pero sobretodo una buena vigilancia que nos llevará a una consulta más precoz en caso de haber problemas.

Otro punto a tener en cuenta es evitar  durante el baño del perro o gato, que entre agua en el conducto auditivo. Para eso, protegerlo con tapones de algodón en cada oído es una excelente idea. Eso si, que no sea una tortura, ya que el baño en si mismo lo estresa.