Animales

Cómo colocar nuestros acuarios

aquarium

Debemos prestar mucha atención a cómo colocar nuestros acuarios en casa. No es una simple cuestión de estética: el lugar que escojamos puede influir en la salud y en el bienestar de nuestros peces. Os damos hoy algunos consejos al respecto. Naturalmente, lo primero en lo que pensaremos será en el espacio del que dispongamos. Sabemos que los peces son mascotas “cómodas”, o eso parece a simple vista… pero los acuarios suelen ser bastante voluminosos, sobre todo si queremos dedicarnos a este hobby en condiciones, y encontrar un sitio no siempre es fácil. Es recomendable alejarlos en la medida de lo posible de aparatos que emitan calor, por ejemplo, y también de zonas en las que se produzca vibraciones, que pueden perturbar a nuestros peces, estresarlas o reducir su esperanza de vida. Puede que con estas recomendaciones nos demos cuenta de que nuestro salón no es el lugar más adecuado… pero tampoco debemos caer en el error de situar el acuario en la terraza, ya que la luz del sol no debe incidir directamente en el agua durante mucho tiempo al día.

Pero no desesperemos. No es tan díficil como puede parecer tras leer todo lo anterior; sólo es cuestión de buscar ese rincón hecho a la medida, que seguro que lo tenemos. De hecho, encontraremos en el mercado acuarios de muy diversas formas y con diseños orientados claramente a la decoración, de manera que podremos colocarlos en nuestra mesa central, en mesas auxiliares, o disponer una específicamente para ello. Dedicándole un rato, no tendremos problema en encontrar esa manera de aunar la tranquilidad de nuestras mascotas y la estética en nuestro hogar.

Escoger una base adecuada

Otro detalle que debemos cuidar es la base del acuario. Algunos vienen con una peana que evitará el contacto directo entre el recipiente y la mesa o el mueble sobre el que apoya; cuando no sea así, sin embargo, es recomendable que coloquemos una capa entre ambas (una alfombrilla de poliestireno, por ejemplo). Eso sí, no podemos olvidarnos del momento en que tengamos que mover el acuario para cambiar el agua de nuestras mascotas; es muy importante que, pongamos donde pongamos el recipiente, no nos resulte difícil o peligroso hacerlo.