Animales

Cómo cuidar las uñas de tu gato

Como Cuidar Las Unas De Tu Gato

Las uñas de los gatos crecen en forma constante, al igual que en las personas, con mayor velocidad en las patas delanteras. Normalmente el gato las desgasta arañando objetos, pero a veces no es suficiente. Algunas personas aconsejan amputarles las garras. Desde mi punto de vista, es un simple y común caso de maltrato animal y no debería hacerse nunca. Si no te gusta que tu gato tenga uñas… no tengas gato.

Sin embargo, se puede llegar a un punto medio, en que el gato mantenga como debe sus uñas, pero que no sean peligrosas para nosotros. La mejor manera es recortarlas en forma periódica. El procedimiento es muy sencillo, sólo requiere de un poco de práctica de nuestra parte, y paciencia de parte del gato. Acostumbrarlo desde muy pequeño es importante, ya que un gato adulto suele resistirse muy firmemente si nunca se le ha hecho.

Puedes llevarlo al veterinario, pero más simple es aprender a hacerlo uno mismo. El corta uñas ideal es el que venden en la veterinaria, y que está diseñado para gatos. Sienta al gato sobre tu regazo, pero que quede de espaldas a ti, de modo de dificultarle un posible ataque. Con la mano izquierda (si eres diestro) sujeta su patita, y presiona suavemente en la almohadilla hasta que salga la garra. Verás que la uña tiene una parte rosada y otra blanca o transparente. Nunca cortar sobre el sector rosado, ya que sangrará y le dolerá. Con delicadeza procede con cada uno de los dedos.

Una particularidad que tienen los gatos, es que muchas veces tienen más uñas de lo normal. En las patas delanteras tiene que haber 4, más los espolones (esa uña pequeña que queda a un lado, como el pulgar humano). Sin embargo, pueden tener hasta 7 uñas.

Acostumbrándolo desde chico, no es un problema el recorte de uñas.

Imagen: flickr.com