Salud

Cómo cuidar un perro epiléptico

Adult woman hugging young wounded dog in veterinarian hospital

Siempre recomendamos adoptar una mascota, no comprarla. Pero si nos sentimos capaces  y os dejo claro que no es para cualquiera, adoptar una mascota con alguna discapacidad o problema de salud es muy satisfactorio. Por supuesto que tenemos que saber mucho sobre los cuidados especiales que requiere y además debemos poder darle el tratamiento necesario.

Un perro especial

Claro que hay discapacidades que no llevan un tratamiento especial. Un perro sordo es por lo demás, un perro sano. Salvo esa forma especial de tratarlo para comunicarnos bien con el, no hay diferencias importantes.

Distinto es el caso del perro epiléptico. Se trata de una enfermedad crónica que requiere de tratamiento permanente, el que debemos poder dar a esa mascota. Por otra parte, también debemos estar prontos para actuar durante el ataque, algo nada complicado pero que hay que hacer. Es especialmente importante mantener la calma y actuar como se debe.

Importante la medicación

Un perro con este problema necesita medicación diaria. Es importante tener la constancia de no olvidarla ni un día. Además necesita revisiones periódicas por parte de su veterinario, el que a su vez debe estar muy familiarizado con este problema.

El estrés no produce epilepsia pero si es verdad que no es bueno para esa enfermedad. Es clave evitarle al perro todo tipo de situaciones que lo pueden estresar mucho. Para eso tiene que tener una forma de vida con rutinas, diversión y cuidados.

Si al ir al refugio buscando ese nuevo miembro de la familia veis un perro epiléptico, si estáis en condiciones que atender todo lo necesario, al menos hay que pensarlo muy seriamente ya que puede ser una gran alegría.