Animales

Cómo elegir un gato

beautiful small kitten isolated on white

Cuando vamos al refugio o albergue de mascotas a buscar un nuevo miembro de la familia, debemos ir con ideas claras. No se trata de comenzar a recorrer y morir de amor por el gatito que nos mira con mucha ternura. Es obvio que tiene que generarse esa conexión afectiva, pero debe ser un acto mucho más racional que eso. Si bien queda claro que adoptar es una decisión de amor, es necesario tomar en cuenta otras cosas. La ventaja de adoptar, entre muchas otras ventajas, es que ya se sabe como es ese gato en especial, porque ya lo han estudiado. Ese gato que tal vez nos da mucha ternura, puede ser el menos adecuado para nosotros, pensemos bien antes de hacer nada.

El primer punto, es si podemos económicamente hacerlo

Pensemos que no es solo la inversión en el equipamiento inicial y la alimentación. Los cuidados veterinarios, vacunas y controles son inevitables y no son gratis.

El siguiente punto es el espacio físico

Los gatos se adaptan muy bien a un espacio reducido, pero hay que saber que en ese caso nos conviene un gato más bien tranquilo y que le gusta mucho dormir, frente a otro más bien salvaje que solo piensa en cazar todo lo que se mueve.

Otro aspecto tiene que ver con cuanto tiempo le podemos dedicar y en que forma. Si no estamos mucho en casa es un tema concreto, diferente de una familia numerosa, con varios y muy activos niños.

Hay que conversar en familia, buscar ese gato especial  y recién ahí comenzar a ver gatitos.