Adopción

Cómo elegir un hogar para los cachorros



Varias veces hemos hablado de la conveniencia de esterilizar a las mascotas. Sean perros o gatos, machos o hembras, esterilizarlos nos evita el estrés del celo en las hembras  y las fugas y peleas en los machos. Se pueden evitar enfermedades con esa cirugía y la salud de la mascota gana en ventajas en lugar de perder, como se pensaba antes. Las personas se negaban a esterilizar pensando que la mascota engordaría mucho, por ejemplo, algo totalmente falso. Si igualmente hemos querido que nuestra perra o gata tenga cachorros, encontrar un buen lugar para los mismos es clave.

Asegurarles el mejor hogar

Como hoy día ya sabemos más o menos cuantos cachorros van a nacer, ya podemos comenzar antes la tarea de búsqueda. Ni hablar que la prioridad estará en familiares y amigos que ya sabemos que tienen experiencia o, en caso de no tenerla, tienen un fundado deseo de tener una mascota y  que la darán los cuidados necesarios. Si se trata de un desconocido averigüemos lo más posible antes de darle un cachorro. Los amigos de los amigos son una opción que siempre debemos explorar.

Tienen que estar interesados

Cuantas más preguntas nos haga el potencial adoptante sobre las necesidades de la mascota, pues mucho mejor. Quien quiere saber todo sobre alimentación y cuidados seguro se los dará.

Lo que casi nunca es buena idea es que la mascota sea un regalo sorpresa. Si nos piden un cachorro para un regalo de ese tipo, mejor decir que no. Un nuevo miembro en la familia es algo que se debe meditar, no es una imposición de amigos o familiares.