Salud

Cómo evitar el cólico en el caballo

Cómo evitar el cólico en el caballo

Todas las personas que tienen a su cargo un caballo le temen a una frecuente y mortal enfermedad, el cólico equino. El cólico se presenta por sorpresa con un intenso dolor  y en pocas horas el caballo se encuentra en serio peligro de muerte. Si bien al diagnosticarlo a tiempo se puede salvar la vida del equino, obviamente que lo ideal es no necesitar llegar a eso. Veamos un poco de que se trata y como se puede evitar, ya que hay varias medidas efectivas que permiten hacerlo.

El punto clave es la anatomía del aparato digestivo del caballo

Si lo comparamos con otros animales en proporción al tamaño, es muy largo. Esa longitud tan acentuada hace que las medidas de fijación normales puedan fallar. Dicho más claramente, es más probable que se puedan producir torsiones de algún sector del aparato digestivo. Esa torsión impide el normal tránsito intestinal, el sector que ha quedado en la torsión no recibe el oxígeno que debe recibir (ya que los vasos quedan involucrados en ese movimiento) lo que en pocas horas determina la muerte de ese sector el aparato digestivo. Eso implica una rápida y mortal infección.

La forma de evitarlo es alimentando de forma correcta al caballo

La comida no puede ser ni en exceso ni en falta, ya que ambas cosas son negativas. El animal debe comer cantidades limitadas cada cierto tiempo, pero siempre adecuado a su tamaño y nivel de ejercicio.

Para que el caballo tenga menos probabilidades de tener este problema debe estar desparasitado y debe tener una actividad física diaria no inferior a una hora y media al día.

El agua, que siempre debe estar disponible, no puede estar demasiado fría, algo no tan extraño que ocurra en invierno.

Es importante hablar con el veterinario para que nos ayude a ver cual es la cantidad suficiente de comida para nuestro caballo y cuales son los alimentos más saludables.

  • Pingback: Sierra nevada, más que esquí