AdiestramientoAnimales

Cómo hacer de nuestro perro un animal confiable (I)

79352

Tener una mascota en casa, en este caso un perro, es algo que exige responsabilidad. Si estamos decidiendo tener un perro, y fundamentalmente de porte importante, hay algunas cosas que debemos saber para que, lo que debe ser algo gratificante para la familia, no se transforme en una desgracia.

El perro debe ser de conducta predecible y nunca, bajo ningún concepto, representar un peligro para los miembros de la familia, o personas que visiten nuestra casa. Todos hemos sabido de casos de animales que han atacado a sus dueños, con consecuencias más o menos graves. Pero este hecho no sucede como un fenómeno al azar. Cuando ocurre, han habido una serie de errores previos en la forma que tenemos y tratamos a dicha mascota, que llevan a un final tan lamentable.

Los perros son animales gregarios, y necesitan establecer rápidamente, qué lugar jerárquico ocupan en el grupo. Por lo tanto, los humanos que conviven con él son los miembros de su grupo, y pueden ser tanto sus superiores como sus subordinados. Una vez que el perro asume un rol, hará todo lo necesario para conservarlo, y su conducta estará de acuerdo al mismo. Si el perro asume que es el alfa, o sea el máximo en la escala de jerarquías, la familia se verá sometida a su mandato. Todos hemos visitado alguna casa donde nos dicen: “párate despacio que sino el perro se pone nervioso”, “el perro es muy bueno, pero no le gusta que lo mires a la cara”. ¡Y nosotros quedamos pensando cómo pueden someterse a la dictadura de un perro, y no darse cuenta!

Es fundamental que el perro sepa desde el principio, que aunque lo amamos incondicionalmente, su lugar es el último. No quiere decir maltratarlo ni mucho menos. Quiere decir que debe asumir que él no tiene miembros del grupo que estén bajo su mando. Simplemente eso.

Imagen: sxc.hu