Adiestramiento

Cómo hacer que el perro no orine dentro de casa

Por supuesto que el punto clave para que el perro no orine dentro de casa es sacarlo fuera de casa bastantes veces. Puede sonar muy tonto lo que estoy diciendo pero os sorprenderías al ver algunas consultas. Hay personas que creen que los perros naturalmente aprenden a soportar durante horas las ganas de orinar, hasta que alguien le permite hacerlo fuera de casa. Por lo tanto, si no es un perro que puede acceder libremente al jardín o terraza, el primer punto es tener una alta frecuencia de paseos, ni hablar después de cada vez que come.

El problema es cuando nos encontramos que ya ha orinado. Lo que no debemos hacer nunca es rezongarlo, obligarlo a oler la orina, ni nada que se le parezca. No hay forma de que el perro consiga relacionar una cosa con otra, simplemente no tiene un intelecto capaz de eso. Nos mostramos indiferentes a el, pero inmediatamente limpiamos con algo que tenga un fuerte olor, como puede ser vinagre. Cuando lo llevamos fuera y orina, lo felicitamos con mucho énfasis.

La única vez que podemos llamarle la atención es si lo sorprendemos en el momento que está a punto de orinar u está orinando. Ahí le decimos un fuerte NO  y lo llevamos fuera para que pueda hacerlo. Esperamos con el y lo felicitamos.

Hay perros que les lleva más tiempo y perros que lo aprenden muy rápido. Si es un perro que viene de estar en muy mala condición y ve que obtiene la tan ansiada atención orinando dentro, nos puede llevar más tiempo, pero se logra.