Animales

Cómo interpretar los movimientos de cola de nuestros gatos

Cat looking up

La cola del gato es su mecanismo de expresión, el pincel con el que va dibujando su estado de ánimo, sus necesidades, sus peticiones en el aire. Os contamos cómo interpretar los movimientos de cola de nuestros gatos para entenderles siempre sin problemas.

Hay quien piensa que los gatos manejan la cola igual que los perros. Eso es un error; de hecho, más nos vale no acercarnos a un gato cuando esté moviendo la cola arriba y abajo. No es un símbolo de alegría por vernos, no… lo más probable es que nos llevemos un buen arañazo. Y es que en estas mascotas el movimiento en forma de abanico es su manera de demostrarnos que está enfadado por algo. Ya sea porque no hemos estado en casa durante un tiempo largo o simplemente porque está en ese modo gruñón que les sobreviene de vez en cuando, casi sin motivo aparente.

En cambio, si nuestro gato enarca la cola o la mantiene muy tiesa en vertical, significa que está contento. La mayor forma de expresar alegría de estas mascotas se muestra cuando vemos la punta doblada como si fuera un símbolo de interrogación. Ahora sí que podemos acercarnos sin problemas, con la tranquilidad de que responderán a nuestras caricias como deseamos.

La cola rígida en vertical también puede tener otros significados. Cuando el gato está interesado en algo es posible que la agite levemente, como si vibrara, en señal de nerviosismo; el equivalente a cuando nosotros nos retorcemos las manos o tamborileamos sobre la mesa, por ejemplo.

La cola de estas mascotas puede incluso ayudarnos a detectar algún que otro problema de conducta o estrés. Generalmente, los gatos tienen muy claro qué quieren decirnos o cómo se sienten en cada momento. Pero si observamos que la mueven sin ton ni son, que parecen irritados y al momento siguiente contentos, o confusos… es posible que algo no vaya bien. Tal vez un cambio de residencia o actividades en nuestro hogar puedan estar afectando a su tranquilidad y a su ánimo. Es otra de las maneras en las que podemos saber qué pasa por la cabeza de nuestros amiguetes felinos y ayudarles a sentirse mejor.

Etiquetas: