Adiestramiento

Cómo pasear al perro con lluvia

Funny small yorkshire terrier in space suit on his winter walk

Prestad atención que no he dicho que hacemos con el perro cuando no lo podemos pasear porque llueve. Al perro hay que pasearlo de todas formas, el punto es hacerlo de un modo correcto. Salvando las distancias y que quede claro el punto, cuando tenemos peques tampoco nos recluimos dentro del hogar todo el invierno. Ir de paseo con el pequeño implica llevar el abrigo y protecciones necesarias, pero hacerlo de todos modos. Con el perro ocurre lo mismo, se hace igual, pero se hace bien hecho.

Lo mejor es la caminata

Hay muchas protecciones que podemos usar, algunas mejores que otras. Por ejemplo, los carritos para pasear al perro con protección son muy monos, pero el perro no hace lo que tiene que hacer: caminar, olfatear, hacer sus necesidades y marcar a gusto el territorio. Lindo pero no es lo que buscamos.

Los dos protegidos

Lo ideal es salir con un paraguas grande, si no hay mucho viento, para protegernos los dos. Además del paraguas, un buen chubasquero (uno para cada uno, que no es cosa de morirse de frío paseando al perro) de ser posible que cubra también la cabeza si la lluvia es muy intensa. Las botas para perro no me gustan ni un poco y a los perros menos aún. Sin embargo, si es una zona muy fría, con mucha nieve, no son mala idea.

Un punto realmente importante es lo que hacemos al regresar a nuestro hogar. Lo primero que debemos hacer es secar muy bien al perro, sobretodo las patas que luego lo enfrían mucho.