Salud

El parto de la perra: complicaciones

pregnant dog - english bulldog 4 weeks pregnant on white background

En la enorme mayoría de los partos las perras no presentan ningún problema por lo que no requieren de ninguna ayuda. Las hembras más experimentadas suelen tener partos muy rápidos y tranquilos. Por este motivo, si un adulto responsable y muy tranquilo permanece con la perra durante todo el proceso, sin gritos ni ansiedades, suele ser suficiente. La intervención humana no es necesaria. De todas formas, una vez que ha finalizado el parto es muy buena idea que el veterinario palpe a la perra para constatar que todo ha resultado según lo previsto,

Estar alertas

Sin embargo, al igual que en cualquier otra especie siempre pueden haber complicaciones, por lo que vale la pena conocerlas para consultar de forma inmediata.

Si la perra ha permanecido preñada más de 65 días, probablemente algo no esté bien y hay que consultar.

Cuando la perra ha comenzado claramente con contracciones, estas llevan más de una hora y no ha nacido ningún cachorro, es el momento que sea vista por el veterinario. Una vez que ha comenzado a parir pueden haber períodos de descanso, pero no pueden llegar a las cuatro horas, sobretodo cuando sabemos por ecografía y por palpación que quedan más cachorros.

No es normal que la perra se muestre muy abatida y sin signos de tener dolor durante el proceso. Tengamos en cuenta que descansa pero no queda tan apática.

Controlar la fiebre

Una vez que ha parido hay que vigilar que no tenga fiebre, pérdida del apetito y rechazo por la camada completa.

Lo más responsable es esterilizar los perros salvo que tengamos certeza de encontrar hogar a todos los cachorros,  hay muchos perros sin hogar.