Animales

¿Cómo se comunica el hámster con nosotros?

hámster

Los roedores no poseen la misma capacidad de interacción con nosotros que mascotas como perros y gatos, de eso no cabe duda. Pero no significa que no podamos relacionarnos con ellos. ¿Sabéis cómo interpretar las señales de un hámster cuando llega a casa?

Algunas son muy evidentes, por ejemplo esos chillidos con los que estas mascotas a veces obsequian a nuestros oídos. Sobre todo si tenemos hámsters muy jóvenes o que acaben de llegar al hogar, es habitual que nos encontremos con que tratan de disuadirnos de que nos acerquemos de esa manera. No hay más que tener un poco de paciencia y mucha suavidad para que comiencen a acostumbrarse a nosotros. Igualmente, si vemos que se yerguen frente a nosotros y levantan las patas en nuestra dirección es probable que estén enfadados y dispuestos a atacarnos, sin darse cuenta de lo enormes que somos. ¡Estos pequeñajos a veces no le temen a nada!

El lavado es buena señal

Uno de los signos de que nuestro hámster empieza a sentirse tranquilo en casa es que lo veamos lavándose a conciencia. Lo cierto es que son mascotas muy limpias, al contrario de esa creencia popular que los ve como poco menos que ratones malolientes. Está en nuestra mano el mantener siempre limpia y libre de olores su jaula, claro está, pero él pondrá mucho de su parte en lo referente a la higiene propia.

Igualmente, si lo vemos escarbando en el suelo, en el sustrato que hayamos colocado en él, también será buena señal. Significa que ya ha asimilado su nuevo hogar. Y si vemos que comienza a hacer acopio de comida, acumulándola en su caseta, y además resulta que es una hembra que ha estado en contacto con un macho… es posible que la familia esté a punto de ampliarse. Si es así, recordad que hay que tener mucha precaución con las crías, como os contábamos en nuestro blog.