Animales

Con el perro en el coche

El buen tiempo ha llegado, los fines de semana son una tentación para hacer una escapada  y si no podemos o no queremos dejar el perro en casa, llevarlo en el coche requiere de ciertas reglas y precauciones. Como ya hemos visto, hay que cumplir con la normativa vigente limitando claramente la movilidad el perro dentro del vehículo. Eso es una cuestión de seguridad para quienes viajan en el coche, para las demás personas que circulan por la calle  y para el propio perro.

Pero además tenemos que tener en cuenta algunas cuestiones de confort, además de la seguridad. Si hace mucho calor y tenemos la opción de hacerlo, prender el aire acondicionado es una gran ayuda. En caso contrario, llevar una toalla que podemos mojar para refrescar al perro también es buena idea.

No debemos olvidar llevar una botella con agua bien refrigerada para darle en cada una de las paradas que hagamos. Es importante si el viaje es largo detenerse cada tanto, por más ansiedad que tengamos de llegar, para que el perro haga sus necesidades y camine un poco. Por supuesto que hay que detenerse en zonas autorizadas, hacerlo caminar por la sombra  y usar la correa y el collar en todo momento.

Imagen: perro-enlinea.com