AdiestramientoSalud

Conductas obsesivas en perros

Algunas veces hemos hablado de las conductas obsesivas en las mascotas, tanto perros como gatos. Algunas razas parecen ser más propensas a desarrollar un Trastorno Obsesivo Compulsivo o TOC, como mejor se lo conoce, pero pueden ocurrir formas menores. En  todos los casos tiene que ser evaluado por un veterinario, quien va a decidir cual es el mejor camino para nuestro perro.

Cambiar el comportamiento

En algunos casos un re-entrenamiento puede ser suficiente. La desestimulación de algunos comportamientos es algo que se puede lograr, siempre y cuando el trastorno no se encuentre muy arraigado en el perro, o no sea demasiado serio.

En otros casos se puede requerir medicación. Esto es algo que se hace en los casos más serios, pero hoy día hay medicamentos adecuados que no dejan al perro sedado como ocurría antes. A veces el punto era decidir que era lo mejor para el perro, si pasar el día entero corriendo tras su cola, o estar casi completamente sedado e inactivo.

Medidas sin medicación

En algunos casos se pueden tomar medidas alternativas a la medicación. Por ejemplo, es el caso de los perros que se lesionan al lamerse de un modo obsesivo. En esos casos, el empleo de un collar puede ser la solución. Luego de un tiempo, que nunca puede ser muy corto, podemos intentar quitar el collarín para ver como se comporta el perro. No olvidemos que lamerse un modo constante le produce heridas dolorosas, por lo que evitarlo es algo que hay que hacer si o si.

Si es el caso de vuestro perro, consultad con el veterinario.