Alimentacion

Consejos para dar de comer a un cerdo vietnamita

vietnam black little pig eating on clay floor

Últimamente parece que han pasado un poco de moda, pero todavía seguimos viendo muchos cerdos vietnamitas en nuestras calles. Al ser mascotas tan peculiares, una de nuestras primeras dudas puede ser su alimentación. Hoy veremos algunos consejos para dar de comer a un cerdo vietnamita muy útiles para novatos.

 

Una creencia muy extendida nos enseña que el cerdo come absolutamente de todo. Bien, hay mucho de cierto en este trocito de sabiduría popular, y es que el cerdo es un animal omnívoro. La especie vietnamita no es menos en este aspecto. Sin embargo, que no le hagan ascos a nada no significa que debamos ceder a todos sus caprichos en este sentido. Es más, uno de los grandes errores de los dueños novatos de estas mascotas es la sobrealimentación. Si nos pasamos en este aspecto, terminaremos provocándoles un sobrepeso que, igual que a cualquier otro animal (y que a las personas, por supuesto) no les hará ningún bien.

Así pues, ¿qué comida podemos comprarles? Los dueños de cerdos vietnamitas y los veterinarios coinciden en que el pienso de caballo es muy recomendable, ya que les aporta una gran parte de los nutrientes que necesitan para estar sanos y felices y muy poca grasa. Que les llene la tripa es otra cosa… y es que estos pequeñajos son bastante amigos del comer y difícilmente quedarán satisfechos.

Nuestro cerdo, todo un gourmet

Si tenemos tiempo, podemos prepararles una “comida casera”. Frutas y verduras, pan, carne, pasta… ya hemos comentado que cualquier cosa gustará a estas peculiares y glotonas mascotas. Pero, repetimos, siempre en su justa medida. No nos dejemos engatusar por esas miradas de pena que pueden lanzarnos… Y, no menos importante, hemos de tener cuidado con dónde guardamos la comida que les gusta. Se trata de animales muy inteligentes, más de lo que podríamos llegar a pensar; no debe extrañarnos que se den cuenta y se las ingenien para abrir cajones o despensas, siempre que estén a su altura. Mejor prevenir antes de llegar a casa y encontrarnos con una sorpresa.

En cuanto al agua, es recomendable mantenerla siempre limpia y fresca. Pueden llegar a beber bastante en los meses de calor, de manera que tendremos que estar atentos para que no les falte.