Animales

Consejos para el baño del gato cachorro

Consejos para el baño del gato cachorro

Si bien no es para nada buena idea bañar al gato ya que son animales muy limpios, solo con cepillarlo basta pero puede ser que en algún momento sea necesario hacerlo. Por ejemplo, hay problemas de piel que requieren de este tipo de tratamientos para aplicar algún producto. También puede ocurrir que se ensucie muy seriamente con algo que ni el pueda retirar, o que algún problema de salud le impida seguir su rutina de limpieza. Por ese motivo es que desde cachorro hay que acostumbrarlo a darle un baño muy, muy cada tanto.

No hay que llenar la bañera ni mucho menos colocarlo cerca del grifo abierto. En un recipiente grande colocamos agua tibia, ponemos el gato en la bañera  y lentamente con una esponja lo vamos mojando mientras le hablamos. En el suelo de la bañera ponemos una vieja toalla para evitar que se resbale. Los masajeamos y mimamos para que lo vea como un juego.

En el primer baño podemos no usar ni champú ni jabón, ya que solo es para acostumbrarse al agua. En los siguientes usaremos solo productos diseñados para gatos. Es clave aclarar muy bien, ya que luego le picará mucho la piel si no ha quedado bien enjuagado. Lo secamos con toalla, siempre con calma, hablándole y jugando. El baño tiene que ser lo más breve posible.

Una buena idea es acostumbrarlo a escuchar el secador de pelo mientras nosotros nos secamos, siempre usando el más silenciosos posible  y lo acariciamos para calmarlo. De ser necesario por el clima lo secamos también con secador de pelo, pero en forma indirecta y no sin antes acostumbrarlo al ruido.

  • Pingback: Tareas de jardinería en Noviembre | Blog Jardinería

  • Pingback: Cómo disminuir la sal en tu dieta | Blog Alimentos