Animales

Consejos para la higiene del hámster

Hamster

A menudo nos planteamos si los roedores necesitan cuidados de higiene como otra clase de mascotas. Sobre todo los hámsters, que a veces pueden despedir un olor fuerte. ¿Qué hacemos en estos casos?

No nos engañemos a nosotros mismos: si nuestro hámster no huele bien, lo más probable es que se deba a que no hemos limpiado su jaula con la frecuencia o el esmero que deberíamos. Los hámsters en realidad son mascotas muy limpias, y ellos mismos se preocupan de que así sea. ¿Los habéis visto alguna vez repasándose el pelaje o concentrados en limpiarse las patas? En esto se parecen bastante a los felinos, ya que dedican una buena parte del día (cuando no están entusiasmados en su rueda o pidiéndonos comida incansablemente) a estar lo más presentables posible.

La jaula, sin embargo, sí que puede llegar a acumular desechos que terminarán por despedir ese olor poco agradable a orín. Hay algunas medidas muy sencillas que podemos seguir para que no suceda: limpiarla una o dos veces por semana, frotando con una esponja con jabón y enjuagando bien a continuación, y sobre todo evitando el uso de papel de periódico. No sólo refuerza el mal olor, sino que además puede llegar a ser peligroso para la salud del hámster. Sabemos que estas pequeñas mascotas están siempre royendo todo lo que encuentran a su alrededor, y el papel y la tinta pueden llegar a intoxicarlos.

¿Debemos bañar a nuestros hámsters?

Mientras que otros roedores, como es el caso de la cobaya, pueden necesitar que los bañemos con frecuencia relativa, especialmente si son de pelo largo, los hámsters, como hemos dicho arriba, estarán mucho más a gusto si se ocupan  ellos mismos de su propia higiene. No tendremos que preocuparnos de esto casi nunca, pero si queremos lavarlos de vez en cuando o nos vemos obligados a ello por alguna trastada de las suyas debemos tener en mente una precaución básica sobre todas las cosas. no debemos mojarles la cabeza. Nos arriesgamos a que les entre agua en las fosas nasales, algo que puede ser muy peligroso, o en las orejas.

Etiquetas: