Animales

Consejos para quienes tienen gatos

Lo más importante cuando uno tiene un animal cualquiera, es comprender porque hace lo que hace y para eso hay que conocer algunas cosas. El comportamiento de perros y gatos es totalmente diferente por una cuestión biológica y hasta evolutiva como hemos hablado algunas veces.

Los perros son animales gregarios y como tales disfrutan ser parte de un grupo. Establecen rápidamente jerarquías y eso les da mucha seguridad. Interactuar con los demás miembros de ese grupo es clave para el perro.

Nada de eso ocurre con los gatos. No son animales gregarios aunque pueden convivir perfectamente con personas y eventualmente otros animales. El punto es que no se puede esperar el mismo tipo de interacción social que puede tener un perro.

El gato disfruta lo que le viene bien a el. Hace lo que tiene ganas en el momento y no más que eso. El perro intenta satisfacer a su amo, por decirlo de alguna forma, el gato busca satisfacerse a si mismo.

Imagen: gatosencasa.com