Animales

Importancia del control de la temperatura para los animales

Importancia de la temperatura para las mascotas


Todos sabemos que si tenemos una mascota en casa debemos protegerla de los cambios bruscos de temperatura, sobre todo ahora en invierno.

En el caso de los perros tenemos que tener aún más en cuenta esto, pues dependiendo de la raza y tamaño sufrirán en mayor o menor medida con el frío y la humedad. Además, al sacarlos a pasear y después llevarlos de nuevo a casa se producen cambios de temperatura de manera rápida que pueden afectarles a su salud.

Evitar las enfermedades a causa del frío

Si nuestro perro es cachorro o ya anciano deberemos extremar los cuidados y las precauciones, pues será más débil y por lo tanto tendrá mayor probabilidad de enfermar.

En invierno tenemos que cuidar a nuestro perro para evitar que sufra alguna de las enfermedades más comunes del frío como la traqueobronquitis infecciosa y los problemas articulares.

La primera, también llamada tos perrera, es un virus poco grave pero bastante difícil de curar, por ello es importante prevenirlo con vacunas. Los síntomas que nos alertarán serán tos, fiebre, mucosidad y vómitos.

Por otra parte, el problema articular que más se da en perros a causa del frío y la humedad es la artrosis. Aunque lo cierto es que es más probable en animales de avanzada edad que en los jóvenes.

De cualquier manera, para evitar algún tipo de enfermedad durante el invierno debemos llevar al día el calendario de vacunación del animal. Esto será primordial para protegerle frente al frío.

Cómo proteger a las mascotas en invierno

Aunque nos parezca una idea algo absurda, vestir a los perros en invierno es una gran manera de protegerlos del frío. Sobre todo, en días lluviosos, los chubasqueros son perfectos para que el agua no les cale y la humedad no llegue al interior de su cuerpo.

En el caso de animales más débiles no está de más ofrecerles suplementos vitamínicos durante esta época del año. Reforzaremos su sistema de defensa y favoreceremos su salud.

Pero a la hora de protegerlos en casa no siempre basta con ponerles una manta en su camita y situar esta cerca de la calefacción. También debemos pensar cómo hacer que el hogar esté a una temperatura agradable todo el día mientras nosotros estamos trabajando fuera.

Lo primero será asegurarnos de tener un buen aislamiento térmico, sobre todo en las ventanas. Además, existen automatismos, como los que ofrece Somfy, que podemos instalar en las persianas y que nos ofrecen la posibilidad de programarlas para que suban y bajen cuando amanece y cuando anochece. De esta forma aprovecharemos el calor de los rayos solares y evitaremos perder temperatura durante la noche.

Etiquetas: