AlimentacionAnimales

Convivir con un hurón

En un post anterior nos ocupábamos de una mascota que hace mucho tiempo ha sido domesticada, pero no es muy común tenerla en nuestras casas, o se ha limitado para usarlos como cazadores de otros animales sobre todo aquellos que viven en madrigueras. En países como Estados Unidos sí es usual verlos como mascotas, en España va ganando adeptos.

Lo escurridizo, enérgico y curioso que es este animal, hace que si hemos optado por tener uno, debamos de tener sumo cuidado con su crianza, ya que si los tenemos sueltos, ellos suelen colarse por agujeros, armarios, detrás de los electrodomésticos o debajo de las sillas. Resultando esto peligroso para el hurón ya que podríamos aplastarlo con los muebles o electrocutarse ellos mismos si muerden algún cable.

En cuanto a su alimentación son esencialmente carnívoros, no se recomienda alimentarlo con comidas a base de soja o plantas similares como tampoco darles alimentos para gatos. La alimentación debe de ser derivada siempre de la carne, en el mercado existen alimentos procesados para hurones.

Si la idea es tenerlo en una jaula, la misma debe de ser muy fuerte y sobre todo sacarlos a realizar ejercicios diariamente de por lo menos una hora, por supuesto con su debida correa y arnés. A los hurones les gusta en especial la actividad en el amanecer o en el atardecer.

Recuerda que los hurones son muy juguetones y que a los peques de la casa también le gustará jugar con ellos, pero siempre deberás de tener cuidado con cualquier reacción inadecuada que el animal pueda tener al ser estrujado o apretado como si fuera un muñeco de peluche.

Imagen: huronadictos.com