Animales

Las crías de hámster

Las crías de hámster

Muchas personas optan por tener un hámster como mascota, especialmente cuando no tienen mucho espacio para un animal en casa. Sin embargo hay quienes piensan que otra ventaja es que no dan trabajo. Todos los animales dan trabajo, hay que mantenerlo bien alimentados y limpios, hay que estar seguros que tienen un buen nivel de actividad, etc. Todo esto implica tiempo y dedicación, dato a tener en cuenta.

Hámster macho y hembra

Algunas personas que tienen macho y hembra piensan que es buena idea cruzarlos. El punto es ser conciente de los cuidados que hay que tener, antes de tomar la decisión. Veamos un poco más.

Una vez que la hembra ha quedado preñada, es importante retirar el macho de la jaula. Si olvidamos hacerlo y nacen las crías, casi con seguridad el macho los matará. Es feo pero es así. Si tenemos niños en casa hay que saber las cosas que pueden pasar, que son naturales pero no agradables.

Cuidados de las crías del hámster

Una vez que han nacido, nunca, por ningún motivo debemos tocas las crías, al menos hasta que tengan pelaje y se desplacen solas sin problemas. Si no seguimos este consejo, la madre mata a todas las crías al no reconocer el olor que dejamos en ellas al tocarlas. Si lamentablemente una de las crías muere y hay que retirarla de la jaula, hay que usar guantes y evitar de todos modos tocas las demás crías.

Cuando ya tienen su propio pelaje y se desplazan, hay que separarlas por sexo. Mucho más pronto de lo que uno piensa ya se pueden reproducir, por lo que hay que tener jaulas extra para separar.