Alimentacion

Cuidado con lo que come tu mascota (II)

cuidado-con-lo-que-come-tu-mascota-ii

Ayer comenzamos a enfocar este tema de las cosas tóxicas que nuestras mascotas suelen ingerir si no es por nuestro control responsable y constante. Esto no significa que debas estar todo el día observándolos, pero sí que es tu obligación impedir que estas cosas queden a su alcance y tengan la posibilidad de ingerirlas.

No es tan difícil como parece, todo es cuestión de cuidarlos y de brindarles la atención que ellos se merecen. Al fin y al cabo, recuerda que eres tú quien está a cargo de su cuidado y esto es un compromiso que asumimos en el momento mismo de traerlos al hogar.

Continuemos pues, con las últimas 5 sustancias peligrosas:

6- Uvas y pasas: provocan insuficiencia renal aguda, vómitos, diarrea y letargo; el componente peligroso en ellas es el alto nivel de toxinas que suele haber en sus cáscaras o pellejo.

7- Nueces de macadamia: son muy tóxicas, su ingestión le producirá temblores, parálisis, vómitos e hipertermia.

8- Levadura fresca: al ingerirla esta fermentará en el estómago produciendo depresión del sistema nervioso, desorientación, debilidad, coma y hasta la muerte.

9- Goma de mascar: aléjala de tus mascotas, el dulce siempre los atrae pero pueden ser mortales para ellos, ya que les baja de manera muy agresiva el nivel de azúcar en sangre.

10- Nicotina: si bien un perro no puede fumar, es muy capaz de destrozar una cajetilla de cigarros o comer una colilla de un cenicero. La alta toxicidad de la nicotina le provocará desde apoplejías hasta la muerte.

Toma en cuenta estos 10 puntos y aleja estas sustancias de tus mascotas, con ello le
asegurarás una vida más sana y plena. Ellos se merecen estos cuidados y mucho más. ¿No lo crees?

Fuente e imagen: tuvida

  • Jutie

    Hola a todos, quisiera compartir con vosotros la experiencia que he tenido con mi perrita y cómo se ha curado. Le diagnosticaron enfermedad de crohn, sus sintomas eran vómitos amarillos diarreas o heces muy finitas con mucho moco y a veces con sangre y mucho ruido intestinal. Estuvo mucho tiempo con episiodos largos donde tenía además mucho dolor y poca energía. El veterinario nos dió un tratamiento incluso con cortisona y un medicamente inmunodepresor pero no mejoraba casi nada. Descubrí leyendo un libro sobre cómo cura la avena y empecé a darle copos de avena ecológico cocida con agua y algunas veces le hago una cremita de verdura donde añado los copos de avena los últimos minutos de coción añadiendo también una cuchada de Lino molido, a esto le añado carne, pollo o pescado que hago al horno, al vapor o cocido y se ha curado.La avena cocida suelta una miscelánea que protege el intestino y además es un cereal muy completo que les da mucha energía, yo lo uso como base de su alimentación y ya no necesito más medicinas. La perrita hace unas heces lubricadas y normales y está llena de energía y de vida. Espero que os pueda ayudar a vosotros también. Un saludo