Animales

Cuidados del perro de campo

Cuidados del perro de campo

Sin duda alguna, la vida de un perro de campo y muy diferente a la de un perro urbano. En este último caso, el perro duerme en su propia cama en el interior de la casa, usa chubasquero para salir, hace tres paseos por día, atado y se lo trata como un miembro de la familia. El perro de campo está casi todo el tiempo libre, corre por donde quiere, tal vez trabaja con el ganado, duerme fuera de casa y no tiene la menor idea de que es un chubasquero. Seguro que no tiene claro eso de hacer un paseo atado  y es un miembro de una familia más grande, ya que el ganado es parte clave de su entorno.

No se cual vida es mejor, pero son diferentes

El perro de campo, sin embargo necesita algunos cuidados especiales por ese estilo de vida. Un punto clave es la prevención de la leishmaniasis, como ya hemos visto varias veces. El uso de productos adecuados es fundamental.

Prevenir enfermedades

En cuanto a los parásitos, tanto externos como internos, deben ser tratados todo el año por igual. Pulgas y garrapatas hay todo el año en el campo, por lo que es fundamental el uso de pipetas. Para los parásitos internos, cada 45 días hay que medicarlo.

Algo que no podemos omitir, no solo por ley, es el uso de microchip, ya que la posibilidad de perderse en el campo, sobretodo de cachorro, o si es mayor.

Si bien el perro generalmente duerme fuera de la casa, tiene que tener la protección adecuada para el clima. La caseta tiene que estar bien aislada de la humedad y con la temperatura adecuada.

Pero mi mejor consejo es compartir mucho con el perro de campo. Lo que puedes aprender de tu perro observando como trabaja y juega, es sorprendente.