Animales

Cuidados equinos

cuidados_equinos.thumbnail

Aunque no es sencillo ni económico tener caballos, es todo un reto y pasión para aquellos amantes de nuestros amigos de cuatro patas…

Por lo mismo, sus cuidados son complejos y muy especiales, como el cuidado de sus cascos o de su dentadura, así que veamos generalidades a tener en mente cuando de cuidar caballos se trata.

Principalmente: precaución. Si no estás muy acostumbrado a estar rodeado de caballos y a montar, es importante tomar ciertas medidas preventivas al acercarte a uno. Es recomendable empezar una relación con los caballos a través de las yeguas dóciles o machos castrados, siendo esto más fácil, pero siempre bajo la supervisión de alguien experto en el tema. Otro consejo importante es no demostrar miedo, los caballos lo pueden sentir y esto puede provocar tensión en ellos resultando peligroso el contacto.

Siguiendo con los cuidados, el caballo deberá visitar al veterinario al menos dos veces al año, a fin de controlar su peso, metabolismo, dentadura (cada 6 meses requieren lima de dientes), vacunas necesarias, y chequeo de los cascos. Éste es un punto importante: es necesario limpiar sus cascos diariamente, especialmente antes de montar al animal. Esto se realiza con distintos productos que se encuentran en el mercado, como el conocido “limpiacascos”. Recuerda chequear al final de la limpieza que la herradura esté bien colocada…. Dado que el tema de la limpieza de los cascos es más amplio lo revisaremos en un próximo post.

En cuanto a su alimentación, recuerda asesorarte con un veterinario, la persona mejor indicada para decidir que suplementos necesita tu caballo de acuerdo a su raza, tamaño, edad y actividad diaria, incluyendo la desparasitación.