Salud

Verano, cuidados especiales de los perros

dogs team jumping in the water

Cuando llega el verano las altas temperaturas pueden llegar a ser un riesgo para las mascotas, al igual que para las personas. En los extremos de la vida, o sea, en cachorros y perros ancianos esto es mucho más serio. Los mecanismos de control de temperatura del perro cuando esta se eleva no son tan buenos y es necesario estar atentos para evitar problemas. Obviamente que los perros que tienen una enfermedad de base están mucho más expuestos y las medidas de seguridad deben extremarse.

Veamos algunos consejos

No es necesario cortar el pelo del perro  en verano, salvo en algunos casos particulares que el veterinario va a indicarlo. Sin embargo, eliminar el manto más fino de pelo del perro (subpelo) que lo abriga mucho, es importante. Eso se hace simplemente con un buen cepillado que se repite con buena frecuencia.

En verano, hay que tener mucho cuidado de no dejar el perro dentro del coche cerrado y al sol, solo, ni por unos minutos. Todos los años sabemos de tristes casos de niños que mueren de esta forma, pero los perros mueren aún más fácil. Los peques y las mascotas deben estar siempre protegidos y nunca solos en un vehículo. Hay que evitar dejarlos en trasportines o hacer grandes traslados a las horas de más calor.

El perro debe tener sombra todo el tiempo

No puede quedar al sol directo y debe tener acceso a una cantidad abundante de agua, que debe estar limpia y fresca.

Los paseos y la actividad física, en el verano, se hacen de todas formas, pero en otras horas, que son las de menos calor y sin sol directo. Jugar con agua, en la playa o en el jardín de casa, es algo que al perro seguro le va a gustar.

Las comidas deben hacerse en las horas más frescas del día, ya que durante el máximo calor no va a querer comer.

Si notamos que el perro se torna apático y desorientado, tal vez tenga un golpe de calor, es bueno saber cómo cuidar al perro en verano. Hay que mojarlo para enfriarlo y llevarlo al veterinario.