Salud

Cómo cuidar una perra en celo

Cómo cuidar una perra en celo

Salvo el momento del celo, el cuidado de un macho o una hembra es igual. Puede ser que tengan características diferentes, pero se cuidan de la misma forma, salvo situaciones especiales que no tienen que ver con el género. Pero el celo en gatas o perras nos obliga a cuidados diferentes. Veamos hoy que ocurre en el caso de las perras.

Atentos  a los períodos

Dependiendo del tamaño de la perra el celo se da dos o tres veces al año. En el caso de las perras más pequeñas el celo es más frecuente. En esos días la probabilidad de que se produzca una preñez es máxima, por lo que debemos retirar los machos de casa y no llevarla de paseo. La atracción que sienten los machos es muy fuerte  y es altamente probable que se produzcan peleas entre machos, si la llevamos a un parque. Además, seguro que al menos uno la va a dejar preñada.

Retirar los machos de la casa no siempre es simple, pero salvo que la casa sea enorme o un jardín grande y se los pueda separar en forma segura, es clave hacerlo. Si el perro esta olfateando la presencia de la hembra en celo muy cerca, va a estar claramente desesperado.

Para que no ensucie en casa hay braguitas que son muy buenas, pero es algo más a tener en cuenta.

Esterilizar ¿si o no?

Mi recomendación es evitarnos todo esto. Las perras esterilizadas tienen además menor probabilidad de enfermarse de tumores y otras enfermedades. El carácter se estabiliza, no necesitamos sacar los machos de la casa cada pocos meses molestando otras personas y podemos disfrutar los paseos con ella todo el año.