Alimentacion

La dieta ideal de las gallinas

La dieta ideal de las gallinas

En un post anterior vimos someramente como se hacen las gallinas su digestión. El dato más curioso es que ingieren pequeñas piedras para deshacer el alimento, ya que no tiene dientes que cumplan esa función. La finalidad para la que se críen las gallinas determinarán las cantidades de cada grupo de alimentos.

Alimentación correcta

Las que se crían para carne necesitan un aporte importante de proteínas, sobretodo de origen vegetal. Las aves más pequeñas también tienen un requerimiento importante. Estas proteínas se obtienen ingiriendo semillas de algodón, soja y frutos secos.

Dieta balanceada

Los minerales se pueden reforzar con cáscara de huevo o de mariscos, bien triturados. La grasa necesaria en la dieta la proporciona el girasol (semilla y pipas). Los hidratos de carbono, que son muy importantes vienen con el trigo, la avena, el maíz, sorgo, arroz  y otras semillas. Esto se puede dar en forma de harinas. Las vitaminas se proporcionan los vegetales de color verde.

Cuando las alimentamos con un pienso bien balanceado, que sea el adecuado para la edad y el fin de la cría, no hay problemas. Si falta algún nutriente se notará en poco tiempo.

Un dato importante es dar una buena cantidad de agua. Una gallina consume por día entre 200 y 300 centímetros cúbicos de agua que tiene que estar limpia y fresca. En verano, sobretodo en las zonas más cálidas, el aporte es del doble de esas cantidades.

Cuando vamos a alimentarlas, es una excelente idea esparcir unas cuantas semillas en el suelo. Esto hace que picoteen el mismo, lo que les permite ingerir además esas piedritas.